10 Consejos Para Utilizar Herramientas Eléctricas

Las herramientas eléctricas son indispensables para los profesionales y para aquellos que quieran hacer trabajos de mejora del hogar por sí mismos. Pueden ayudar a hacer más simple una tarea y podrán ayudarle a ahorrar tiempo. Sin embargo, necesitan ser manejadas cuidadosamente o puede llevar a daños. Los accidentes generalmente ocurren debido a negligencias, aburrimiento y demasiada confianza. Teniendo los siguientes 10 consejos en mente, probablemente podrá manejarse de manera satisfactoria y segura con las herramientas eléctricas.

1. Anteojos de seguridad: éstos previenen que el polvo, la suciedad, las astillas de la madera, los restos de fibra de vidrio y demás partículas se metan en los ojos. Los anteojos de seguridad son una de las piezas más básicas de equipamiento de seguridad que debe ser utilizado al momento de trabajar con herramientas eléctricas.

2. Protección para las orejas: las herramientas eléctricas pueden generar mucho ruido, que puede ser amplificado en un ambiente cerrado. Para poder utilizar minimizar el daño a los oídos, se recomienda utilizar tapones.

3. Conocer cuál es la herramienta indicada para el trabajo que está haciendo: es importante saber cuál es la herramienta indicada para el trabajo que está haciendo para poder evitar algún tipo de daño a sí mismo o a los materiales. Por esto, es importante leer las instrucciones proveídas con el equipamiento y familiarizarse con las precauciones recomendadas.

4. El método correcto para utilizar las herramientas: las herramientas no deberían ser colgadas desde sus cables, las que no están en uso deberían ser desconectadas y mientras maneja una herramienta conectada a un cable energético, los dedos deberían alejarse del botón de apagado y prendido.

5. Las ropas apropiadas: el cabello largo debería ser atado y la ropa suelta debería ser evitada. Idealmente, se debe utilizar ropa que puede cubrir todo el cuerpo y guantes duros para poder evitar que los elementos filosos y las astillas lastimen las manos. Las máscaras previenen la inhalación de partículas dañinas. Las botas de trabajo con dedos de metal y los cascos también pueden ser una gran ayuda.

6. Inspección de herramientas: las herramientas eléctricas no deberían ser utilizadas en ambientes húmedos y nunca deberían ser remojadas en agua. Deberían ser cotejadas periódicamente en búsqueda de cables expuestos, daños y partes sueltas. Los cables de cobre pueden ser arreglados con cinta aisladora pero si el corte parece ser profundo, el cable debería ser reemplazado. Las herramientas que están dañadas o aquellas que suenan y se sienten diferentes cuando son usadas deberían ser cotejadas y reparadas.

7. La limpieza del área de trabajo: este aspecto debería ser mantenido debido a la acumulación de partículas de polvo en el aire que puede hacer que todos se prenda fuego con una simple chispa. Por supuesto, los líqudos inflamables deberían ser cubiertos y alejados del lugar donde son usadas las herramientas eléctricas. Un área de trabajo prolijo también hará que sea más fácil maniobrar estas herramientas, ya que un cable enredado puede causar un accidente.

8. Cuidado con las herramientas particulares: las sierras eléctricas deberían ser utilizadas con una pinza de soltura rápida y un material para mover el elemento cortado. Debería tener un cuidado extra al momento de utilizar pistolas de clavos y lijadoras eléctricas.

9. Mantenga las herramientas en su lugar: las herramientas eléctricas deberían ser devueltas a sus gabinetes luego de su uso para prevenir que sean utilizadas por personas no autorizadas o incapaces.

10. Iluminación: es importante utilizar una iluminación apropiada al momento de trabajar.